TRIBUTACIÓN & VALORACIÓN

    Imprimir
    PRECEDENTE DE OBSERVANCIA OBLIGATORIA: RESOLUCIÓN DEL TRIBUNAL FISCAL N° 01918-Q-2016
    22 de Junio de 2016

     

    PRECEDENTE DE OBSERVANCIA OBLIGATORIA: RESOLUCIÓN DEL TRIBUNAL FISCAL N° 01918-Q-2016

     

    Mag. Ricardo Rosas Buendía[1]

     

    La Resolución del Tribunal Fiscal N° 01918-Q-2016 (en adelante “RTF”) es precedente de observancia obligatoria y fue publicada el 16 de junio de 2016 en el diario oficial El Peruano.

    La RTF se expide a raíz de la presentación de una queja[2] por parte de una persona jurídica que cuestiona el procedimiento de fiscalización que se le había iniciado aduciendo que no se le había notificado ciertas actuaciones (el resultado de ciertos requerimientos) de la Administración Tributaria, vulnerado su derecho de defensa. Agrega además que no se le otorgó el plazo establecido por el artículo 75 del Texto Único Ordenado del Código Tributario (en adelante “Código Tributario”), aprobado por el Decreto Supremo N° 133-2013-EF, a fin de realizar observaciones contra las conclusiones de dicho procedimiento de fiscalización.

    Al respecto, la RTF resolvió que de acuerdo al artículo 154 del Código Tributario la misma constituye precedente de observancia obligatoria estableciendo el siguiente criterio:

    “No procede que el Tribunal Fiscal se pronuncie, en la vía de queja, sobre las infracciones al procedimiento que se produzcan durante el procedimiento de fiscalización o de verificación, las que deberán ser alegadas en el procedimiento contencioso tributario.

    Corrresponde inaplicar el artículo 11° del Reglamento del Procedimiento de Fiscalización de la SUNAT, aprobado por Decreto Supremo N° 085-2007-EF, por contravenir el inciso c) de la Norma IV del Título Preliminar del Texto Único Ordenado del Código Tributario, aprobado por el Decreto Supremo N° 133-2013-EF.”

    Este criterio fue adoptado en base a los siguientes fundamentos:

    1. Los requerimientos, cartas, esquelas y demás documentos emitidos por la Administración Tributaria durante el procedimiento de fiscalización o verificación forman parte de un conjunto de actuaciones preparatorias, tendientes a proveerle de medios de prueba que acreditaran la existencia de hechos generadores de obligaciones tributarias, para verificar su correcta determinación y/o cálculo o la violación de alguna norma de carácter formal, entre otros, se advierte que por sí solos no generan ningún perjuicio a los administrados ni están destinados a producir efectos jurídicos sobre sus intereses, obligaciones o derechos, ya que para ello es necesaria la emisión y notificación de acto administrativo que se sustente en éstos.

    2. Iniciar un procedimiento de queja ante irregularidades en el procedimiento de fiscalización o verificación, implicaría quejarse por “probables o posibles” afectaciones a la esfera jurídica de los administrados por infracciones ocurridas durante el curso de dicho procedimiento, las que, de ser el caso, se configurarían recién como afectaciones reales con la emisión y notificación del acto administrativo antes mencionado, cuya nulidad, de ser el caso, puede ser invocada en la vía del procedimiento contencioso tributario.

    3. Ahora bien, el artículo 11 del Reglamento del Procedimiento de Fiscalización de la SUNAT, aprobado por Decreto Supremo N° 085-2007-EF, según el cual: “En tanto no se notifique la resolución de determinación y/o de multa, contra las actuaciones en el procedimiento de fiscalización procede interponer la queja previsto en el artículo 155° del Código Tributario.” ha sido inaplicado. En efecto, dicha inaplicación se ha sustentado en que dicho artículo contraviene el inciso c) de la Norma IV del Título Preliminar del Texto Único Ordenado del Código Tributario, aprobado por el Decreto Supremo N° 133-2013-EF, es decir, por contravenir el principio de legalidad y reserva de ley. Cabe precisar que la RTF considera que si bien el citado reglamento se emitió al amparo de la Décimo Tercera Disposición Complementaria Final del Decreto Legislativo N° 981, que estableció que “Las normas reglamentarias y complementarias que regulen el procedimiento de fiscalización, se aprobarán mediante Decreto Supremo…”, debe observarse que dicha disposición solo autorizaba a reglamentar y complementar el procedimiento de fiscalización, no el de queja, advirtiendo que el repetido artículo 11 pretendía normar este último, en cuanto a actuaciones que pueden ser materia de queja.


    SUSCRIBASE, el recuadro de suscripción gratuita se encuentra al lado derecho de su pantalla.
    Siganos en FACEBOOK haga click AQUI

    [1]Magister en Derecho Internacional Económico por la PUCP. Abogado USMP especializado en Derecho Aduanero y Derecho del Comercio Internacional. En el Sector Público se ha desempeñado como Asesor Legal Principal de la Sala de Aduanas del Tribunal Fiscal y como Procurador de la SUNAT en controversias aduaneras. Actualmente es Director de informativoaduanero.com y Socio del Estudio Rosas & Asoc. estudiorosas@informativoaduanero.com
    [2] De acuerdo al artículo 155 del Texto Único Ordenado del Código Tributario, aprobado por el Decreto Supremo N° 133-2013-EF, la queja se presenta cuando existan actuaciones o procedimientos que afecten directamente o infrinjan lo establecido en dicho Código, en la Ley General de Aduanas, su reglamento y disposiciones administrativas en materia aduanera; así como en las demás normas que atribuyan competencia al Tribunal Fiscal.

    SUSCRÍBETE

    Ingrese su correo electrónico para notificarlo de las actualizaciones de este portal.