IMPORTACIÓN

    Imprimir
    MERCANCÍAS IMPORTADAS CON FACTURAS FALSAS & FISCALIZACIÓN ADUANERA POSTERIOR
    3 de Octubre de 2016

     

    MERCANCÍAS IMPORTADAS CON FACTURAS FALSAS & FISCALIZACIÓN ADUANERA POSTERIOR

     

    Luis Gómez Solari[1]

     

    1. Hechos

    La Intendencia de Fiscalización y Gestión de Recaudación Aduanera fiscaliza a una empresa que en los años 2005 y 2006 realizó 7 importaciones por la Aduana Marítima del Callao procedentes de la Zona Franca de Iquique Chile. La fiscalización se inicia el 24-10-2008.

    El 26-02-2009 la administración emite su resultado de requerimiento. En base a este resultado la aduana emite 7 liquidaciones de cobranza por tributos determinados con las normas de avalúo contempladas en la Ley de Delitos Aduaneros (valor más alto de mercancías idénticas o similares, valores de aduana mínimos, valor más alto de reventa al público de mercancías idénticas o similares). Es de notar que con este avalúo desaparece el concepto de valor de transacción.

    En el informe de fiscalización de esa fecha la administración verifica que las factura son falsas porque:

    a.    El proveedor dejó de ser usuario de la Zona Franca de Iquique Chile en el período de tiempo en que se emitieron las 7 facturas. Esto es averiguado con la autoridad aduanera de Chile y la Gerencia de Asuntos Legales y Corporativos de la Zona Franca de Iquique.

    b.    En entrevistas realizadas por el Servicio Nacional de Aduanas de Chile a los ex socios del proveedor, quienes declararon que las facturas que se detallaban no correspondían a los formatos de su empresa y que no les era posible adjuntar copia de las reexpediciones asociadas a las facturas, ya que los números indicados no corresponden al correlativo de la empresa.

    El 16-07-2009 la empresa interpone un recurso de reclamación alegando que deben aplicarse las normas de valoración aduanera de la OMC.

    El 16-04-2010 la intendencia resuelve declarar infundada la reclamación. Oportunamente el recurrente apela.

    2. Criterio del Tribunal Fiscal

    La Resolución del Tribunal Fiscal 02289-A-2012 considera:

    “Que en ese sentido el procedimiento seguido por la Administración para la valoración de las mercancías en el presente caso, fue el que se regula en la Ley de los Delitos Aduaneros, Ley Nº 28008 y su Reglamento, Decreto Supremo Nº 121-2003-EF, por cuanto la conclusión a la que arribó en el informe de fiscalización fue la presunción de la comisión del delito de defraudación de rentas de aduana al haber detectado indicios respecto de la falsedad o adulteración de las facturas comerciales que sustentaron las declaraciones con las cuales se nacionalizaron mercancías, y no una incorrecta declaración del valor en aduana de las mismas que obligue a verificar el cumplimiento de las reglas de valoración establecidas en el Acuerdo del Valor de la OMC;

    Que sobre el extremo en que el recurrente señala que sus mercancías fueron sometidas a canal de control rojo (implica reconocimiento físico de la mercancía), según lo dispuesto en el artículo 19° de la Ley de los delitos aduaneros y el artículo 10º de su reglamento, la detección de indicios sobre la comisión del delito de defraudación de rentas de aduanas, autoriza a la Administración Aduanera a tomar las acciones administrativas correspondientes así como al cálculo del perjuicio fiscal conforme a las reglas señaladas en el artículo 6° del precitado reglamento, proceder que no se encuentra limitado ni impedido por el hecho de haber sido sometidas a canal de control rojo las mercancías amparadas en las citadas Declaraciones Únicas de Aduanas; debiendo precisarse además que dicha presunción ha sido advertida posteriormente con motivo del procedimiento de fiscalización recaído en el citado caso, lo cual es concordante con la potestad de la Administración de controlar: antes, durante y después del despacho, el cumplimiento de las normas sobre el tráfico internacional de mercancías;”

    3. Comentarios

    Aquí la empresa cometió el fatal error de ignorar la existencia del Convenio Multilateral sobre Cooperación y Asistencia entre las Direcciones Nacionales de Aduanas de América Latina, España y Portugal. Creyó que la falsedad de facturas nunca sería descubierta por la administración aduanera del Perú. Este convenio se suscribió en México el 11-09-1981, y su último protocolo modificatorio se ratificó en el Perú mediante D.S. Nº 082-2001-RE del 02-11-2001.

    Mediando indicios de un ilícito comprendido en la Ley de Delitos Aduaneros, es claro que no se aplica en el avalúo las normas de valoración aduanera de la OMC, sino el regulado por la referida ley.

    Nótese que al amparo del inciso “a” del artículo 56 del Código Tributario la intendencia pudo iniciar una medida cautelar previa. Pudo trabar embargos, retenciones y/o congelación de cuentas bancarias cuando la deuda aún no sea exigible coactivamente.


    SUSCRIBASE
    , el recuadro de suscripción gratuita se encuentra al lado derecho de su pantalla.
    Siganos en FACEBOOK haga click AQUI

    [1] Abogado especialista en aduanas. Abogado graduado en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Agente de Aduana titulado en el Instituto de Capacitación e Investigación Aduanera del Perú. Trayectoria laboral en el ramo aduanero desde 1973.

    SUSCRÍBETE

    Ingrese su correo electrónico para notificarlo de las actualizaciones de este portal.