TRIBUTACIÓN & VALORACIÓN

    Imprimir
    PRINCIPALES CRITERIOS DE LA RESOLUCIÓN DEL TRIBUNAL FISCAL N° 03893-A-2013 (Parte II)
    15 de Septiembre de 2014

     

    PRINCIPALES CRITERIOS DE LA RESOLUCION DEL TRIBUNAL FISCAL  N° 03893-A-2013

    (Parte II)

     

    Mag. Ricardo Rosas Buendía[1]                                                 

    estudiorosas@informativoaduanero.com

     

    A. Criterio 1

     “Los requisitos establecidos por los incisos c) y d), la segunda parte del inciso h) y la primera parte del inciso i) del artículo 5º del Reglamento para la Valoración de Mercancías según el Acuerdo sobre Valoración en Aduana de la OMC, aprobado por Decreto Supremo Nº 186-99-EF, modificado por Decreto Supremo N° 009-2004-EF, no se adecuan a lo establecido por el Acuerdo sobre Valoración de la OMC, la Decisión 571 de la Comisión de la Comunidad Andina y la Resolución 846 de la Secretaria General de la Comunidad Andina, por lo que su incumplimiento en la factura comercial correspondiente a un despacho aduanero, no puede sustentar la notificación de una Duda Razonable ni la decisión de descartar la aplicación del Primer Método de Valoración Aduanera para determinar el valor en aduanas de la mercancía importada.

    Los requisitos establecidos por los incisos a), b), e) f), g), la primera parte del inciso h), la segunda parte del inciso i) y el inciso j) del artículo 5º del Reglamento para la Valoración de Mercancías según el Acuerdo sobre Valoración en Aduana de la OMC, aprobado por Decreto Supremo Nº 186-99-EF, modificado por Decreto Supremo N° 009-2004-EF, se adecuan a lo establecido por el Acuerdo sobre Valoración Aduanera de la OMC, la Decisión 571 de la Comisión de la Comunidad Andina y la Resolución 846 de la Secretaria General de la Comunidad Andina. Por consiguiente, cuando una factura comercial que sustenta el despacho aduanero de mercancía importada no cumple tales requisitos, la Administración Aduanera debe notificar una Duda Razonable a efecto que el importador presente información y documentos adicionales que permitan verificar que en su transacción se cumplieron tales requisitos, descartándose el Primer Método de Valoración Aduanera solamente si después de dicha notificación, el importador no puede acreditar su cumplimiento.” (Acuerdo de Sala Plena Nº 04-2013).”

    Este primer criterio es el resultado de la evaluación de los requisitos legales de la factura comercial que se puede presentar para sustentar el despacho aduanero de una mercancía importada[2]  siendo que en ciertos casos la falta de dichos requisitos no permitirían (primer párrafo del Criterio) a la Administración Aduanera notificar una Duda Razonable y en otros casos si (segundo párrafo del Criterio).

    Ahora bien, este criterio tiene como fundamento inicial cierta base legal. En tal sentido, la Resolución (RTF) en cuestión desarrolla los requisitos (elementos y circunstancias) necesarios para aplicar el Primer Método de Valoración Aduanera sobre la base del Acuerdo sobre Valoración de la OMC y la normativa comunitaria. Al respecto, en dicha Resolución se concluye que si en la transacción de la que fue objeto la mercancía importada se presentan todos y cada uno de los elementos y circunstancias mencionadas, el valor en aduana de la misma se tendrá que determinar necesariamente en aplicación del Primer Método de Valoración Aduanera. Asimismo, se analiza si dichos requisitos deben estar acreditados necesariamente en la factura comercial, o si pueden estarlo en otros documentos que tengan información sobre los términos de la transacción.

    Ahora bien, es pertinente comentar el siguiente extremo de la RTF: “…en el comercio internacional no existe norma jurídica alguna que establezca los datos que obligatoriamente deben consignarse en una factura comercial, ni tampoco una que disponga cuan especifica debe ser la información que se decida incluir en ésta, siendo más bien la voluntad de las partes que intervienen en la transacción y a veces el derecho interno del país del vendedor, los que determinan la información que contiene la factura comercial y cuan específica será esta; de ahí que sea posible encontrar información relacionada con la transacción en documentos distintos de la factura comercial.” Pues bien,respecto a esta transcripción cabe expresar que la Resolución 846[3], vigente al momento de la publicación de la RTF, regulaba cuando debía incluirse cierta información en la factura comercial. En efecto, así tenemos el artículo 8.2. que disponía, con relación al precio realmente pagado o pagar, que los pagos directos debían estar reflejados en las facturas comerciales o contratos correspondientes a las mercancías importadas, y el artículo 66.2. que establecía, respecto a los Incoterms, que las condiciones de entrega debían estar consignadas en la factura comercial y/o contrato comercial . A la fecha la Resolución 846 ha sido sustituida por la Resolución 1684, siendo que esta última dispone en su artículo 9 que para efectos de la aplicación del Primer Método establecido en el artículo 1 del Acuerdo sobre Valoración de la OMC, la factura comercial debe presentar, entre otros, cierta información.

    Finalmente, en la RTF se puede leer como el Tribunal Fiscal llega a construir este primer criterio al evaluar el carácter de los requisitos que según lo establecido por el artículo 5 del Reglamento para la Valoración de Mercancías según el Acuerdo sobre Valoración en Aduana de la OMC, aprobado por Decreto Supremo N° 186-99-EF, modificado por el Decreto Supremo N" 009-2004-EF, debería cumplir la factura comercial que sustenta un despacho aduanero para la aplicación del Primer Método de Valoración Aduanera, a efectos de establecer si éstos se adecuan a la normativa internacional y comunitaria[4], y de ser así, cuál sería la consecuencia jurídica de su incumplimiento.


    [1] Abogado especializado en Derecho Aduanero y Derecho del Comercio Internacional. Magister en Derecho Internacional Económico por la PUCP. Actualmente socio del Estudio Rosas & Asoc. En el sector público se ha desempeñado como Asesor Legal de la Sala de Aduanas del Tribunal Fiscal y como Procurador de la SUNAT en controversias aduaneras. 
    [2] Nótese que el Criterio habla de una mercancía importada en general sin restringirse expresamente al marco jurídico de algún Régimen Aduanero. En todo caso, recordemos que la Ley General de Aduanas, Decreto Legislativo N° 1053 y modificatorias, establece los Regímenes de Importación en sus artículos 49 al 59 y que su Reglamento, Decreto Supremo N° 010-2009-EF y modificatorias, establece en su artículo 60 los documentos a utilizar para dichos regímenes como, por ejemplo, la factura.
    [3] Reglamento Comunitario de la Decisión 571 (Valor en Aduana de las Mercancías Importadas).
    [4] En algunos casos se hace referencia expresa a los elementos y circunstancias antes mencionados.

    SUSCRÍBETE

    Ingrese su correo electrónico para notificarlo de las actualizaciones de este portal.