IMPORTACIÓN

    Imprimir
    ¿QUÉ ES EL RÉGIMEN ADUANERO DE ADMISIÓN TEMPORAL PARA REEXPORTACIÓN EN EL MISMO ESTADO?
    5 de Agosto de 2015

     

    ¿QUÉ ES EL RÉGIMEN ADUANERO DE ADMISIÓN TEMPORAL PARA REEXPORTACIÓN EN EL MISMO ESTADO?

                                                                                                                     

    Mag. Ricardo Rosas Buendía[1]   estudiorosas@informativoaduanero.com

     

    La actual Ley General de Aduanas llama admisión temporal para reexportación en el mismo estado al régimen aduanero que la anterior Ley General de Aduanas[2] llamaba importación temporal para reexportación en el mismo estado.  

    Veamos como el artículo 53 de la actual Ley General de Aduanas define este régimen:

    “Régimen aduanero que permite el ingreso al territorio aduanero de ciertas mercancías, con suspensión del pago de los derechos arancelarios y demás impuestos aplicables a la importación para el consumo y recargos de corresponder, siempre que sean identificables y estén destinadas a cumplir un fin determinado en un lugar específico para ser reexportadas en un plazo determinado sin experimentar modificación alguna, con excepción de la depreciación normal originada por el uso que se haya hecho de las mismas.

    Las mercancías que podrán acogerse al presente régimen serán determinadas de acuerdo al listado aprobado por Resolución Ministerial de Economía y Finanzas”

    De esta definición legal podemos extraer las siguientes ideas:

    1. Las mercancías destinadas a este régimen tienen la condición de mercancías extranjeras y mantendrán esta condición durante el plazo autorizado para su permanencia en el territorio aduanero salvo que se nacionalicen en cuyo caso se convierten en mercancías nacionalizadas.

    2. Territorio Aduanero: Según el artículo 2 de la Ley General de Aduanas es la:

    “Parte del territorio nacional que incluye el espacio acuático y aéreo dentro del cual es aplicable la legislación aduanera. Las fronteras del territorio aduanero coinciden con las del territorio nacional.”

    3. Suspensión de obligaciones de pago: En términos simples, el pago de los impuestos aduaneros y recargos[3] se suspende. Dicha suspensión implica la presentación de una garantía y cumplir con ciertas obligaciones aduaneras[4] que, en términos generales, establecen la permanencia de la mercancía admitida temporalmente en un lugar determinado para luego reexportarla en el mismo estado (condición) con que ingreso, todo ello dentro del plazo autorizado. Efectivamente, mientras el beneficiario[5] cumpla con dichas obligaciones aduaneras la Administración Aduanera no podrá levantar la suspensión  de obligaciones de pago.

    4. Lista taxativa: Solo determinadas mercancías pueden acogerse a este régimen.

    5. Fin y ubicación de la mercancía: Ambos deben ser expresados mediante declaración jurada. No obstante, el bien puede cambiar de lugar previa comunicación a la Intendencia de Aduana respectiva.

    6. Modificación y depreciación: No se considera como modificación de la mercancía admitida temporalmente a la incorporación de partes o accesorios o el reemplazo de los destruidos o deteriorados con otros de manufactura nacional o nacionalizada en la medida que no alteren su naturaleza. Respecto a la depreciación, ésta significa,  en términos comunes, disminuir el valor o precio de una cosa. En términos de este régimen la depreciación (que es una modificación aceptada por la ley) de la mercancía se genera por efecto de su uso. En tal sentido, esta depreciación o disminución del valor de la mercancía no podrá entenderse, en ningún caso, como un cambio a su naturaleza.

    SUSCRIBASE a nuestro Informativo, el recuadro de suscripción se encuentra al lado superior derecho de su pantalla.
    Denos un LIKE en FACEBOOK INFORMATIVO ADUANERO

    [1]Magister en Derecho Internacional Económico por la PUCP. Abogado USMP especializado en Derecho Aduanero y Derecho del Comercio Internacional. Actualmente socio del Estudio Rosas & Asoc. En el sector público se ha desempeñado como Asesor Legal principal de la Sala de Aduanas del Tribunal Fiscal y como Procurador de la SUNAT en controversias aduaneras. Autor de cuatro (04) libros relacionados al Derecho Aduanero.
    [2] Decreto Legislativo Nº 809, su Texto Único Ordenado, aprobado por Decreto Supremo Nº 129-2004-EF, y sus normas modificatorias
    [3]Recargos.- Todas las obligaciones de pago diferentes a las que componen la deuda tributaria aduanera relacionadas con el ingreso y la salida de mercancías” (Ver artículo 2 de la Ley General de Aduanas) (Subrayado agregado).
    Respecto a la deuda tributaria aduanera arriba mencionada, ésta está compuesta, según el artículo 148 de la Ley General de Aduanas, por los derechos arancelarios y demás tributos y cuando corresponda, por las multas y los intereses. Entonces, los impuestos aduaneros componen la deuda tributaria aduanera.
    En tal sentido, estamos hablando de dos tipos de obligaciones de pago una que se desprende de la deuda tributaria aduanera y otra de los recargos
    [4] Me refiero, para este caso, a obligaciones distintas al pago y que aparecen luego del levante.
    [5] Cualquier persona natural o jurídica con RUC activo y que no tiene la condición de no habido puede ser beneficiaria de este régimen. 

    SUSCRÍBETE

    Ingrese su correo electrónico para notificarlo de las actualizaciones de este portal.